Las células CART: diseñadas para tratar el propio cáncer

Las células CART

Las células CART: diseñadas para tratar el propio cáncer

Las células T modificadas con CAR, o células CART, es una nueva estrategia de inmunoterapia para tratar a pacientes con enfermedades hematológicas, y con potencial en el tratamiento de tumores sólidos.

Su eficacia la demuestran varios ensayos clínicos que han logrado tasas de respuesta completa del 50-90% en cánceres hematológicos1. Estos resultados tan exitosos han provocado una revolución en la inmunoterapia contra el cáncer intensificando el desarrollo de estrategias que extiendan el uso de células CAR-T a otras neoplasias hematológicas malignas y, en particular, a los tumores sólidos.

 

¿En qué consisten?

Los linfocitos son un tipo de células sanguíneas encargadas de la respuesta inmune específica de nuestro organismo frente a agentes extraños como bacterias, virus o células tumorales. Dentro de los linfocitos existen 3 tipos distintos: los linfocitos T encargados de la respuesta celular, los linfocitos B productores de anticuerpos y las células NK (natural killer) que destruyen células infectadas.

Las células CART son básicamente linfocitos T  extraídos de la sangre del paciente que se modifican en el laboratorio y se reintroducen en el torrente sanguíneo propio. Estas células son modificadas para expresar receptores de antígenos presentes en las células cancerígenas y específicos para ellas, de modo que una vez introducidos de nuevo en los vasos sanguíneos del paciente, atacan a las células cancerígenas y no a las células sanas.

 

¿Cómo funciona el tratamiento?

Las células T se obtienen del paciente mediante una extracción de sangre. A continuación, se preparan en el laboratorio durante 10-15 días. Una vez listas, tras un ciclo de acondicionamiento con quimioterapia, serán infundidas de nuevo en el paciente, de modo que contará con unos linfocitos T perpetuos cargados con “armamento anti cáncer” para combatir el tipo de cáncer sanguíneo que tenga.

 

Ensayos clínicos con células CART

Los primeros ensayos clínicos usando esta terapia se desarrollaron en 2016 en Estados Unidos, siendo todo un éxito. Los resultados fueron espectaculares y completamente sorprendentes para el mundo de la medicina en general y de la hematología en particular. El 80% de los pacientes estaban libres de la enfermedad un año después de someterse al CART. Es importante destacar que todos estos pacientes eran niños o personas muy jóvenes, todos menores de 25 años, que no habían respondido a ninguno de los tratamientos previos, incluidos trasplantes de células madre de la sangre.

Actualmente, en España ya hay diversos ensayos clínicos utilizando este tipo de inmunoterapia. Se tratan con éxito enfermedades como la leucemia linfoblástica aguda de tipo B, linfoma de Hodgkin, linfoma no Hodgkin de tipo B, linfoma de Hodgkin de tipo T, leucemia mieloide aguda y mieloma múltiple.

No obstante, aunque ya hay en marcha ensayos en cáncer de mama, ovario, pulmón, mesotelioma, próstata y sarcomas, todavía hay que hacer frente a una serie de retos en la aplicación de CART en tumores sólidos.

 

Julia Tarrats, Bioquímica

 

1Labanieh, L., Majzner, R.G. & Mackall, C.L. Programming CAR-T cells to kill cancer. Nat Biomed Eng 2, 377–391 (2018). https://doi.org/10.1038/s41551-018-0235-9
Sin comentarios

Deja un comentario

¿Quieres acceder a los ensayos clínicos oncológicos?

Muy pronto podrás descargar la App disponible en iOS y Android

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario. Al continuar navegando aceptas su uso. Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies