¿Qué es el cáncer?

Pacientes con cancer

¿Qué es el cáncer?

El cáncer es una enfermedad causada por un crecimiento incontrolado de células, lo que llamamos tumor, que puede iniciarse en cualquier parte del cuerpo. Este crecimiento incontrolado causa problemas allí donde se produce y además, las células cancerosas pueden emigrar a otros lugares del organismo, causando lo que se conoce como metástasis.

Existen más de 200 tipos diferentes de cáncer que pueden tener una mayor o menor agresividad y distintas posibilidades de desarrollar metástasis. En los últimos años la incidencia del cáncer ha aumentado debido en parte a la mayor longevidad de la población, así como a la exposición a sustancias que promueven la aparición del cáncer, lo que llamamos factores carcinógenos.

 

¿Cómo aparece el cáncer?

El cáncer es una enfermedad genética, es decir, es causada por cambios en los genes que controlan el funcionamiento de nuestras células, especialmente como crecen y se dividen. Las alteraciones genéticas que causan cáncer se pueden heredar de los progenitores, aunque los cánceres hereditarios son infrecuentes. En la mayoría de las ocasiones, las alteraciones genéticas pueden surgir durante la vida de una persona como resultado de daños sufridos en el ADN por la exposición a determinados agentes como, por ejemplo, el humo del tabaco, la radiación y los rayos ultravioleta solares.

Los síntomas y signos del cáncer dependen del tipo de cáncer y su localización, pero existen unos síntomas que suelen ser frecuentes en la mayoría de los tumores: fatiga, pérdida de apetito y consecuente pérdida de peso.

¿Qué es el cáncer?
El
diagnóstico de cáncer se realiza en la mayoría de las ocasiones mediante una biopsia que consiste en coger una muestra de las células que están en crecimiento. Esa muestra se analiza en el microscopio por un médico patólogo que dará un diagnóstico. Además, el estudio del cáncer debe acompañarse de la realización de pruebas radiológicas para valorar su extensión y de estudios moleculares en la biopsia.

La clasificación y extensión del cáncer se evalúan con la biopsia y las pruebas radiológicas. Así, el cáncer puede ser clasificado en un estadio (normalmente de I a IV, tomando el IV como el más avanzado), lo que ayuda a predecir el pronóstico y la probabilidad de curación.

El tratamiento del cáncer incluye tratamientos locales como la cirugía o la radioterapia y tratamientos sistémicos (aquellos que se administran en el torrente sanguíneo) como la quimioterapia, las terapias dirigidas/biológicas y la inmunoterapia. El tipo de tratamiento empleado dependerá del tipo de cáncer y el estadio en el que se encuentre.

Etiquetas:
, ,
Sin comentarios

Deja un comentario

¿Quieres acceder a los ensayos clínicos oncológicos?

Muy pronto podrás descargar la App disponible en iOS y Android

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario. Al continuar navegando aceptas su uso. Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies