Ensayos clínicos para el tratamiento del linfoma de Hodgkin

Accede a terapias innovadoras que pueden ser compatibles con tu diagnóstico

FÁCIL

Encuentra un ensayo clínico en pocos minutos

EMPODÉRATE

Tú también puedes buscar opciones de tratamiento

PARA TI

Descubre nuevos estudios para tu diagnóstico

COMPARTE

Muéstrale al oncólogo los tratamientos compatibles

Hoy hay 11 ensayos clínicos de linfoma de Hodgkin:

0
Seleccionando participantes
0
Participación cubierta
0
Próxima selección

Encuentra en qué hospitales puedes participar descargando la App o entrando en la versión escritorio.

Índice

¿Cuál es el tratamiento del linfoma de Hodgkin?

Cuando un paciente es diagnosticado de linfoma de Hodgkin, se busca ofrecer el mejor enfoque terapéutico posible, por lo que es común que se reúnan equipos de especialistas en lo que se conocen como «comités de tumores». Estos comités están formados por diversos profesionales como oncólogos, patólogos, radiólogos, entre otros, que tendrán en cuenta cada caso clínico según el tipo de linfoma de Hodgkin, estadio, edad y estado general del paciente. 

 

Es importante considerar la participación en un ensayo clínico, sobre todo si el linfoma es resistente al tratamiento (refractario) o si reaparece (recidiva). 

¿Cuál es el tratamiento del linfoma de Hodgkin clásico (LHC)?

El tratamiento convencional o estándar para el LHC se puede clasificar por las distintas etapas. 

Estadios I y II

Se pueden distinguir dos grupos dentro de estas etapas iniciales: favorable y desfavorable

 

En el caso del favorable, el tratamiento convencional para los estadios I y II consiste en administrar quimioterapia ABVD (adriamicina, bleomicina, vinblastina, dacarbacina), de 2 a 4 ciclos, junto con radioterapia en la zona de origen del cáncer. Para comprobar que el tratamiento funciona, al paciente se le realiza un PET tras varios ciclos de quimioterapia

 

Para aquellos pacientes que no responden al tratamiento, se recomienda utilizar quimioterapia con otros medicamentos (como prednisona o procarbazina) seguido de un trasplante de células madre. Debido a que los pacientes con LHC presentan células de Reed-Sternberg, suelen expresar la proteína CD30, por lo que se estudia administrar terapias dirigidas como el brentuximab vedotin, o bien inhibidores de PD-1 y PD-L1 (inmunoterapia) como pembrolizumab o nivolumab

 

En lo que respecta al desfavorable, el tratamiento es similar al favorable, pero se administran entre 4 y 6 ciclos de quimioterapia en régimen ABVD u otras opciones como 3 ciclos de Stanford V (adriamicina, vinblastina, mecloretamina, vincristina, bleomicina, etopósido y prednisona), además de radioterapia dirigida al campo afectado. Si el paciente no responde al tratamiento también se puede recomendar un trasplante de células madre o anticuerpos monoclonales

Estadios III y IV

En estas etapas más avanzadas, normalmente se administran mínimo 6 ciclos de quimioterapia ABVD. No obstante, algunos profesionales optan por el esquema Stanford V con 3 ciclos, o por 8 ciclos del BEACOPP (bleomicina, etopósido, adriamicina, ciclofosfamida, vincristina, procarbacina y prednisona). Asimismo, se puede combinar quimioterapia con brentuximab vedotin

 

Es necesario evaluar si el tratamiento funciona o si se necesitan más dosis, mediante la realización de un PET. Si el área del tumor es voluminosa, se puede administrar radioterapia. En pacientes que no responden al tratamiento, también se recomienda un trasplante de células madre tras las altas dosis de quimioterapia (y radiación, si se necesita), así como otras opciones de inmunoterapia o terapias dirigidas

Recaída o resistente al tratamiento

A pesar de que el linfoma de Hodgkin tiene una alta probabilidad de curación, existen casos en los que la enfermedad vuelve (recaída) o que el paciente no responde al tratamiento (refractario).  

 

Generalmente, el tratamiento para la mayoría de pacientes se basará en altas dosis de quimioterapia, con o sin radioterapia asociada. Si el LH regresa o la enfermedad no remite, se recomienda hacer un autotrasplante de células madre en aquellos pacientes que sean aptos. 

 

Adicionalmente, antes o después del trasplante se puede administrar inmunoterapia (como otra opción de tratamiento) con medicamentos como brentuximab vedotin, nivolumab o pembrolizumab. 

¿Cuál es el tratamiento del linfoma de Hodgkin con predominio linfocitario nodular?

El tratamiento del linfoma de Hodgkin con predominio linfocitario nodular presenta ciertas variaciones frente al LHC. 

 

La primera diferencia es que en etapas tempranas (sin síntomas B) se trata únicamente con radioterapia en el campo afecto. Esto se debe a que la quimioterapia no mejora los resultados de estos pacientes. 

 

En etapas más avanzadas (estadio III o IV), se recomiendan dos opciones de tratamiento (combinadas o no): 

 

  • Quimioterapia con las combinaciones ABVD (adriamicina, bleomicina, vinblastina, dacarbacina), CHOP (ciclofosfamida, doxorrubicina, vincristina, prednisona) o CVP (ciclofosfamida, vinblastina, prednisona). 

  • Anticuerpos monoclonales (rituximab). Este tipo de linfoma presenta en su membrana el antígeno CD-20, el objetivo (diana) del rituximab. Este anticuerpo, que se une a las células del linfoma para destruirlas, se utiliza también en los casos de recaída o refractario. 

 

El linfoma de Hodgkin con predominio linfocítico nodular reaparece ocasionalmente después de muchos años y, en un pequeño porcentaje de casos (8% – 14%), puede transformarse en un linfoma no Hodgkin más agresivo denominado linfoma difuso de células B grandes. Es más probable en casos de pacientes con tumores grandes en fases iniciales o en los que el linfoma se encuentre en determinadas ubicaciones. En caso de una posible recidiva, se sugiere realizar una biopsia adicional para descartar esta transformación y cuyo tratamiento incluiría rituximab

El ensayo clínico: la oportunidad para recibir un nuevo tratamiento para el linfoma de Hodgkin

A pesar de que el linfoma de Hodgkin tiene un pronóstico favorable, la calidad de vida de los pacientes se ve mermada por los efectos adversos de tratamientos convencionales. Para evitar al máximo efectos secundarios, se están llevando a cabo ensayos clínicos que buscan reducirlos mediante nuevas terapias, sin comprometer las tasas de curación. Además, se están explorando nuevos medicamentos y enfoques en casos con enfermedad refractaria o en recidiva para aumentar las tasas de curación.  

 

Buscar tratamientos en investigación puede ser abrumador, especialmente cuando la información está tan dispersa que resulta confusa. Sin embargo, el buscador de ensayos clínicos MatchTrial®, ayuda a que encontrar opciones de tratamiento se vuelva más fácil y rápido. Con una interfaz amigable, nuestro sistema de filtros permite acceder de manera sencilla a información sobre ensayos clínicos compatibles con un diagnóstico específico. Así fomentamos una colaboración más cercana entre oncólogo y paciente, lo que permite tomar decisiones informadas y trabajar conjuntamente en el mejor enfoque para tratar la enfermedad. 

Ensayos clínicos que buscan mejorar el actual tratamiento para el linfoma de Hodgkin

En las últimas seis décadas, ha habido un gran avance en el tratamiento del linfoma de Hodgkin, lo que ha llevado a tasas de curación excepcionales. La combinación de quimioterapia y radioterapia ha sido altamente efectiva. Sin embargo, esta alta tasa de curación ha venido acompañada de efectos secundarios a largo plazo, como enfermedades relacionadas con el tratamiento: tumores secundarios y problemas cardiovasculares. Estos tumores secundarios a menudo se desarrollan en áreas previamente irradiadas, como el esófago, el pecho y la tiroides, entre otros.  

 

A pesar de los avances en la tecnología de radioterapia, estas complicaciones persisten como un desafío significativo. Por ello, se están llevando a cabo ensayos clínicos para evaluar la posibilidad de reducir o incluso eliminar la radioterapia en etapas iniciales del tratamiento, con el objetivo de mantener altas tasas de curación mientras se minimizan los efectos secundarios a largo plazo.  

 

Actualmente se investiga si se puede administrar quimioterapia únicamente a los pacientes y, si la radioterapia no es necesaria, continuar con nivolumab como terapia de mantenimiento. En el caso de niños o adultos jóvenes recién diagnosticados de LH, existen estudios que buscan administrar pocos ciclos de quimioterapia, en combinación con pembrolizumab. 

Tratamientos en investigación para linfoma de Hodgkin

Además de los tratamientos previos, existen ensayos clínicos que evalúan nuevas terapias y enfoques innovadores para el tratar el linfoma de Hodgkin. En esta línea, las investigaciones se centran en los pacientes con LH refractarios o en recidiva.  

 

  • Comparación de quimioterapia con anticuerpos monoclonales para el gen 3 de activación linfocitaria (LAG-3) 

  • Anticuerpos bioespecíficos anti-PD-1 y anti-TIM-3

  • Sustitución del trasplante autólogo de células madre hematopoyéticas por brentuximab vedotin

 Carlos y Rubén son dos pacientes de linfoma de Hodgkin que han querido

compartir su historia contigo.

¿Quieres saber más sobre esta enfermedad? Lee nuestro artículo sobre el linfoma de Hodgkin.

Bibliografía

American Cancer Society, 2023: Linfoma de Hodgkin 

Instituto Nacional del Cáncer, 2023: Tratamiento del linfoma de Hodgkin en adultos 

Leukemia & Lymphoma Society, 2022: Linfoma de Hodgkin 

American Society of Clinical Oncology, 2023: Linfoma de Hodgkin 

Amplía la información sobre los ensayos clínicos

Accede a tratamientos innovadores a través de nuestro buscador de ensayos clínicos