Blog
seguimiento del cancer

El seguimiento tras el tratamiento del cáncer

Compartir

Índice de contenido

Cuando un paciente acaba los tratamientos indicados contra el cáncer, pasa a una fase de seguimiento sin terapias, en la que se realizan diversas revisiones a lo largo del tiempo. La frecuencia de estas revisiones y las pruebas a solicitar varían enormemente según el tipo de tumor y el riesgo de que éste reaparezca (denominado recidiva del cáncer).

En esta publicación explicamos los conceptos generales sobre el seguimiento tras la terapia contra el cáncer, aunque lo más importante es recordar que cada caso es diferente y debe ser atendido de la manera más individualizada posible.

¿Qué objetivos tiene el seguimiento tras la terapia contra el cáncer?

El seguimiento tras el tratamiento contra el cáncer tiene la finalidad fundamental de conseguir que los pacientes vivan más y mejor. Esto se traduce en tres objetivos concretos:

  • Poder detectar una recidiva precozmente para conseguir que el paciente viva más. Esto es importante dado que hay tumores, como el cáncer de mama, en los que se sabe que hacer pruebas de imagen repetidas no consigue que los pacientes vivan más ni mejor (no mejora el pronóstico), por lo que no está indicado solicitarlas más que en situaciones muy concretas.

  • Control de efectos secundarios de los tratamientos a largo plazo. Muchos de los tratamientos contra el cáncer pueden generar secuelas que afecten a la calidad de vida del paciente superviviente o, incluso, pueden generar nuevas enfermedades que deben detectarse y tratarse adecuadamente.

  • Prevención y detección de nuevos tumores. Muchos tipos de cáncer comparten factores de riesgo, como ocurre, por ejemplo, con el cáncer de pulmón y el cáncer de garganta en relación con el tabaco. En el seguimiento, intentamos atajar esos factores de riesgo, para fomentar una vida más sana en los supervivientes de cáncer.

¿En que consiste el seguimiento tras el tratamiento contra el cáncer?

El seguimiento consiste en la realización de una historia clínica (anamnesis), con recogida de los síntomas del paciente, y una exploración física. Adicionalmente, se pueden solicitar pruebas de imagen y otros tipos, pero cuáles y con qué intervalos de tiempo hacerlas dependerán del tipo de tumor y del riesgo de recidiva de éste.

Pueden solicitarse diferentes pruebas:

  • Analíticas. Para detectar alteraciones secundarias a la reaparición del tumor o efectos secundarios de los tratamientos recibidos. En algunos tumores, puede ser de utilidad la medición de unos parámetros analíticos denominados marcadores tumorales. Sin embargo, hay que ser muy prudente a la hora de solicitar e interpretar estos marcadores, dado que son muy poco específicos y existen numerosas causas benignas no relacionadas con el cáncer que pueden alterarlos.

  • Pruebas de imagen. Para evaluar el lugar donde estuvo el cáncer (detectar recidivas locales) o para descubrir si el tumor reaparece a distancia (detectar metástasis), como la Tomografía Computerizada (TC), la Resonancia Magnética (RM), la Tomografía por Emisión de Positrones (PET) o la gammagrafía ósea (GGO).

  • Pruebas orientadas al tipo de cáncer padecido:
    • Mamografías, en caso de cáncer de mama, para detectar recidivas locales o nuevos tumores.
    • Estudios endoscópicos, como la colonoscopia en el cáncer de colon.

  • Pruebas para detectar toxicidades tardías que son consecuencia de los tratamientos:
    • Ecocardiogramas para evaluar la función del corazón tras tratamiento con un tipo de quimioterapia denominado antraciclinas o tras haber recibido trastuzumab, un tipo de terapia dirigida, frecuentemente empleado en el tratamiento del cáncer de mama.
    • Pruebas de función respiratoria, tras haber recibido tratamiento con algunos tipos de quimioterapia como la bleomicina.
    • En aquellos pacientes con algunos tipos de tratamiento hormonal o tratamientos prolongados basados en corticoides, puede ser necesario solicitar pruebas que midan la fortaleza del hueso, como la densitometría ósea.

¿Quién realiza el seguimiento tras el tratamiento contra el cáncer?

El encargado de realizar el seguimiento puede variar según lo acordado entre profesionales en los distintos hospitales. En ocasiones, el seguimiento se realiza en la consulta de oncología médica. Otras veces se protocolizan los seguimientos en las consultas de otros especialistas, como ginecología para el cáncer de mama o cirugía general tras una intervención por un tumor digestivo. En general, dependerá de la organización interna de cada hospital.

¿Cada cuánto tiempo se hace el seguimiento y de qué depende su regularidad?

Generalmente, a medida que pasa el tiempo desde el diagnóstico, se realizan las consultas y pruebas de seguimiento a intervalos cada vez más espaciados. Esto se debe a que el riesgo de recidiva es menor cuanto más tiempo pasa desde la finalización del tratamiento.

En algunos tipos tumorales el seguimiento habrá de realizarse de por vida. En otros, se suele dar de alta al paciente a los cinco años, cuando el riesgo de recaída es bajo.

Cada caso es diferente y, aunque se intente protocolizar el seguimiento, lo ideal es individualizarlo lo máximo posible a cada paciente y situación.

Graduada en Medicina por la Universidad de Navarra y completó la especialización en oncología médica en el Hospital Universitario Puerta de Hierro de Madrid. Actualmente trabaja como oncóloga médica en el hospital Txagorritxu de Vitoria-Gasteiz, dentro del sistema de salud público del País Vasco.

Compartir

Deja un comentario

2 comentarios

  1. Estoy leyendo e informandome sobre el cáncer, especialmente el de hígado. A raíz. de que tengo una prima política que sufre del mismo, lamentablemente es de clase media, es jubilada y tiene una obra social del estado que está mal administrada.
    En primer lugar hizo un tratamiento de quimioterapia y el tumor no avanzó pero no se redujo, ahora comenzó una quimio con pastillas, toma 4 por día, comenzó hace 3 días. Tiene ictericia, está muy delgada y 71 años. Nunca tomó alcohol, ya había sufrido un cáncer de útero, del cual se recuperó.
    Ayer la ví, me gustaría saber que puedo hacer desde mi humilde lugar para ayudarla.

    1. Hola Liliana.

      Te enviamos muchísimo ánimo y apoyo en este momento difícil. Sabemos que tu prima está enfrentando una situación compleja en su proceso con el cáncer de hígado, y estamos aquí para brindaros todo el apoyo moral y emocional que necesitéis. Es realmente admirable ver tu valentía y fuerza mientras ayudas a tu prima con esta enfermedad.

      Además, queremos mencionarte una opción que podría ser útil considerar: la participación en ensayos clínicos. Estos ensayos pueden ofrecer acceso a tratamientos innovadores y prometedores que podrían ser una opción terapéutica a valorar. Si estás interesada en explorar esta opción, desde MatchTrial te damos acceso a la información sobre los ensayos clínicos disponibles para su tipo específico de cáncer.

      Un abrazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar...

cancer de colon
Prevención

Cáncer de colon: una guía para comprender la enfermedad

El colon y el recto constituyen la parte final del tracto digestivo y, a pesar de formar parte del mismo …

sindrome de lynch
DiagnósticoPrevención

Síndrome de Lynch, ¿tengo más riesgo de desarrollar cáncer?

¿Sabías que existe una predisposición genética a desarrollar varios tipos de cáncer? El síndrome de Lynch, también conocido como cáncer …

que es la quimioterapia
Tratamiento

¿Qué es la quimioterapia?

La quimioterapia es un tipo de tratamiento para abordar el cáncer que consiste en usar medicamentos especiales, conocidos como fármacos …

como se trata el cancer
Tratamiento

¿Cómo se trata el cáncer?

Cuando se diagnostica la enfermedad, la elección sobre cómo se trata el cáncer depende de diferentes factores como el tipo …

Accede a tratamientos innovadores a través de nuestro buscador de ensayos clínicos oncológicos