Blog
suplementos cancer

Suplementos para el cáncer, ¿qué debes saber?

Compartir

Índice de contenido

¿Has pensado en tomar suplementos para el cáncer? ¡Cuidado!

Según la literatura científica, entre un 64% y un 81% de supervivientes oncológicos consumen suplementos alimenticios para el cáncer. Esto es muy peligroso, ya que la mayor parte de las veces se hace sin avisar al equipo médico. Suplementar sin criterio profesional puede provocar efectos indeseados como interacciones con medicamentos, haciendo que disminuya o aumente la absorción de los mismos.

Para que me entiendas mejor, te cuento un caso que se publicó en una revista científica de una paciente en hospital italiano. Una señora con cáncer de mama metastásico empezó terapia hormonal con abemaciclib y fulvestrant. A los 10 días, comenzó a tener una diarrea que no cesaba a pesar de tener control farmacológico, por lo tanto, se redujo la dosis del tratamiento. Finalmente, la paciente confesó que había tomado altas cantidades de múltiples suplementos (cúrcuma, extracto de ajo y brócoli, té verde, vitamina C etc.). Este suceso condujo a un cambio de tratamiento porque hubo una progresión de la enfermedad.

Con esta historia no pretendo asustarte, sino que comprendas que los suplementos bien utilizados pueden ser muy útiles para el cáncer, pero sin consejo profesional pueden acarrear consecuencias totalmente negativas.

Alimentos primero

Nuestro cuerpo prefiere adquirir los nutrientes a través de los alimentos en lugar de los suplementos. Los alimentos contienen compuestos bioactivos como los polifenoles y, además, alimentarse de forma adecuada está asociado a mejores hábitos de salud, como la práctica de ejercicio físico, que puede ser mejor que cualquier suplemento.

Recuerda visitar los artículos sobre cómo mantener un buen estado nutricional y cómo mejorar los efectos del tratamiento oncológico con la nutrición

En ocasiones, no nos es posible adquirir a través de los alimentos todos los nutrientes que necesitamos y es aquí cuando los suplementos pueden ayudarte. Por ejemplo, con el cáncer y los tratamientos, aumentan los requerimientos proteicos y esto no siempre se puede conseguir a través de los alimentos. También sabemos que algunos medicamentos pueden disminuir la vitamina B12 o de magnesio, por tanto, en estos casos sí sería interesante suplementar.

Algunos suplementos “anticáncer”

Hay multitud de suplementos a los que se les atribuye propiedades anticancerígenas, pero hoy vengo a hablarte de la cúrcuma, los hongos o micoterapia y la vitamina D.

Cúrcuma

La cúrcuma es una especia que proviene de la raíz de Curcuma longa. El principio activo de la cúrcuma es la curcumina. Esta sustancia es un antioxidante muy potente, por lo que podría proteger a las células de los daños, además de reducir la hinchazón y el dolor. Se puede consumir como especia para darle sabor a distintos platos o como suplemento. Si lo tomas para añadir color y sabor a tus platos no hay problema, pero como suplemento ¡cuidado!

Existe especial interés en la curcumina para prevenir y tratar el cáncer, así como mejorar la calidad de vida a través de la reducción de los efectos secundarios producidos por el tratamiento oncológico. Se ha estudiado en varios tipos de cáncer y en algunos efectos secundarios como la mucositis.

Por ahora, no hay pruebas suficientes para saber si los productos con curcumina pueden prevenir o tratar el cáncer. Además, este suplemento podría causar interacciones con algunos medicamentos como el tamoxifeno. En cuanto a efectos secundarios, algunas personas han sufrido malestar abdominal al tomarlo.

Micoterapia

La micoterapia es el uso de hongos medicinales con fines terapéuticos. Betaglucanos, Maitake, Reishi o Shiitake son algunos de sus nombres. A estos hongos se les atribuye posibles beneficios para la salud, como propiedades antiinflamatorias y potenciadoras del sistema inmunológico.

Sin embargo, la eficacia y la seguridad de la micoterapia aún están investigándose, y se necesitan más estudios para determinar su función en el tratamiento del cáncer. En general, según una revisión reciente de la literatura, se ve una mejora de la calidad de vida y de resultados inmunológicos favorables. Desafortunadamente, también se han observado efectos indeseados como lesiones hepáticas debido a una estimulación inmunológica excesiva por Agaricus o interacciones entre anticoagulantes y el hongo Maitake.

Vitamina D

La vitamina D es una vitamina liposoluble esencial (bueno, es una hormona) que cumple múltiples funciones en el organismo, por ejemplo, ayuda a regular el calcio y el fósforo en el cuerpo y a mantener la estructura ósea adecuada. Además, tiene propiedades antiinflamatorias, inmunomoduladoras y anticancerígenas.

La vitamina D se encuentra en alimentos como el pescado o los huevos, pero nuestra principal fuente es la luz solar. Sin embargo, la mayoría de personas sufre carencias de esta vitamina por falta de exposición solar, problemas de malabsorción intestinal, obesidad o uso de medicamentos.

Mantener unos niveles adecuados de vitamina D es importante para nuestra salud. En concreto, si hablamos de cáncer, parece que la vitamina D puede tener un efecto protector. Para ello, habría que mantener una concentración en sangre adecuada.

Los suplementos de vitamina D se usan comúnmente para tratar y prevenir la deficiencia de vitamina D. Para ello, necesitamos primero una analítica de sangre donde se identifique la deficiencia y una pauta de vitamina D adecuada a cada caso. Suplementar esta vitamina sin saber de qué situación partimos y de forma aislada (es decir, sin tener en cuenta que necesita de otros nutrientes como el magnesio o la vitamina K para que se absorba correctamente) no nos será de gran ayuda.

Recopilación sobre los suplementos para el cáncer:

  • Si tienes interés en tomar algún suplemento para el cáncer, consúltalo siempre antes con tu equipo médico. La comunicación abierta es fundamental para evitar contraindicaciones entre medicamentos y suplementos.

  • Que un suplemento sea natural no significa que no sea perjudicial para ti.

  • Necesitamos más investigación sobre suplementos que puedan ayudar a mitigar efectos secundarios del tratamiento oncológico para poder recomendarlos con seguridad y rigurosidad.

Dietista y nutricionista colegiada. Victoria estudió y trabajó en hospitales de Suiza como nutricionista en el área de oncología y ahora aplica sus conocimientos en España.

Compartir

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar...

Trastuzumab Deruxtecan
Tratamiento

Trastuzumab deruxtecan, innovación dirigida a tumores HER2+

El trastuzumab deruxtecan ha marcado un importante avance en el tratamiento de tumores que sobreexpresan la proteína HER2. Gracias a …

Lesiones vaginales
Tratamiento

Evita posibles lesiones vaginales producidas por la sequedad

Las pacientes que pasan por un proceso oncológico pueden encontrarse, en algún momento, con sensación de sequedad en la mucosa …

cancer e identidad
Tratamiento

Cáncer e identidad: mi enfermedad y yo

¿Cómo repercute la aparición del cáncer en mi identidad? El diagnóstico del cáncer supone un acontecimiento crítico en la biografía del …

cancer de prostata
Prevención

Cáncer de próstata, el tumor más común en hombres

El cáncer de próstata es un tipo de cáncer muy común en hombres, con una importante presencia en España. De …

Accede a tratamientos innovadores a través de nuestro buscador de ensayos clínicos oncológicos