Blog
Lesiones vaginales

Evita posibles lesiones vaginales producidas por la sequedad

Compartir

Índice de contenido

Las pacientes que pasan por un proceso oncológico pueden encontrarse, en algún momento, con sensación de sequedad en la mucosa vaginal que causa, a veces, en lesiones vaginales de mayor importancia como úlceras o fisuras.

Esta sequedad suele ser un efecto secundario de los tratamientos del cáncer. La mucosa vaginal es sensible a los niveles de estrógenos y en su ausencia o disminución produce sequedad o, incluso, atrofia de los tejidos al igual que sucede durante la menopausia.

¿Cuáles son los signos de la sequedad vaginal?

La piel de la entrada vaginal se vuelve más sensible y cualquier mínima fricción puede convertirse en una molestia:

  • El roce con la ropa interior.
  • Secarse con la toalla.
  • Limpiarse con papel higiénico, lo que podría originar heridas en la entrada de la vagina (introito), causando lesiones vaginales.
  • Experimentar dolor o molestias en las relaciones sexuales, así como en tactos vaginales.

¿Cuándo se debe tratar esta sequedad para prevenir posibles lesiones vaginales?

Es normal que, estando en un proceso oncológico, la atención esté centrada en otras prioridades. Esto deja a la prevención de la salud vaginal lejos de las preocupaciones tanto de la paciente, como de los profesionales que la acompañan.

Con la aparición de los primeros síntomas, se debe consultar con el equipo asistencial. No se debe esperar a que la sequedad vaginal empiece a ser una preocupación.

La fisioterapia de suelo pélvico puede ser una gran aliada para mitigar o incluso resolver esta sequedad o atrofia vaginal.

Puntos clave a contemplar en la prevención de posibles lesiones vaginales derivadas de la sequedad

  • Recuperar la hidratación de la mucosa y su elasticidad:
    • Aplicando productos hidratantes a nivel local.
    • Con diatermia, un tratamiento indoloro que estimula la vascularización y elastificación. Esta tecnología se utiliza para elevar la temperatura del tejido local y producir calor.
  • Valorar y trabajar sobre la musculatura del suelo pélvico. Ante una situación de dolor, los músculos perineales pueden activar el reflejo de defensa y volverse más rígidos ante un estímulo molesto. Recuperar la elasticidad y el control muscular ayudará, también, a vascularizar la zona aportando mejor riego sanguíneo a todos los tejidos implicados.

Recomendaciones para prevenir posibles lesiones vaginales derivadas de la sequedad

Premisas clave que ayudan en este proceso:

  • Si hay dolor es importante no mantener relaciones sexuales y no introducir nada por la vagina. El sistema de defensa se activaría y podría generar una contractura o hipertonía en estos músculos perineales.
  • Es importante no lavar la zona con jabón para no interferir en la propia autogestión de la flora vaginal. Incluso jabones específicos para zona íntima podrían acabar destruyendo la barrera protectora natural de la mucosa. La utilización de jabón sólo sería adecuada para la zona vaginal exterior y únicamente agua para los espacios entre los labios. Es importante secar con cuidado para no aumentar las molestias.
  • Es conveniente ejercitar los músculos pélvicos moviendo la pelvis y las caderas. Estos movimientos disminuirán la rigidez y aumentarán el aporte sanguíneo a la zona.

¿En qué consiste la visita a la fisioterapeuta de suelo pélvico?

1. Recogida de información para conocer los síntomas, tratamientos y estado clínico actual.

    2. Reconocimiento inicial del suelo pélvico. Se explican los dos puntos clave de la rehabilitación (la hidratación de la mucosa y el trabajo muscular) y se evalúa el aspecto de los tejidos y su funcionalidad.

    3. Valoración de la zona:

    • Lo primero y más importante es que la valoración no tiene que doler. Dejar de tener dolor es crucial para que la mujer recupere el control sobre su zona íntima. Una buena comunicación es clave para evitar posibles molestiasa la pacientedurante la sesión.
    • Las fisioterapeutas de suelo pélvico son conscientes de que tratan una zona muy íntima y delicada. Establecer una relación de confianza con la paciente es de vital importancia, adaptándose a las diferencias y matices de cada persona.
    • También se valorará el aspecto de la zona vulvar: el trofismo y la coloración de la mucosa de la entrada vaginal, los labios externos e internos, si hay heridas visibles. Así como el estado general del periné: la capacidad de contracción y relajación de la musculatura, y si existe reacción defensiva.
    • Se evaluará la musculatura mediante un tacto vaginal de forma suave y sin producir molestias. A veces este tacto no se puede realizar en una primera visita y hay que abordar, gradualmente, desde la zona externa de la vagina.
    • Se establecerá un plan de acompañamiento y seguimiento individualizado hasta conseguir la recuperación de la zona.

    La sequedad en la mucosa vaginal es un efecto secundario habitual de las terapias oncológicas. No obstante, es importante recordar que existen opciones de tratamiento para su resolución o mejora, evitando así lesiones vaginales más graves y gestionando mejor el malestar que éstas conllevan.

    Mònica González

    Ginecóloga
    Terapeuta sexual en Owings

    Compartir

    Deja un comentario

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    También te puede interesar...

    Trastuzumab Deruxtecan
    Tratamiento

    Trastuzumab deruxtecan, innovación dirigida a tumores HER2+

    El trastuzumab deruxtecan ha marcado un importante avance en el tratamiento de tumores que sobreexpresan la proteína HER2. Gracias a …

    suplementos cancer
    Tratamiento

    Suplementos para el cáncer, ¿qué debes saber?

    ¿Has pensado en tomar suplementos para el cáncer? ¡Cuidado! Según la literatura científica, entre un 64% y un 81% de …

    cancer e identidad
    Tratamiento

    Cáncer e identidad: mi enfermedad y yo

    ¿Cómo repercute la aparición del cáncer en mi identidad? El diagnóstico del cáncer supone un acontecimiento crítico en la biografía del …

    cancer de prostata
    Prevención

    Cáncer de próstata, el tumor más común en hombres

    El cáncer de próstata es un tipo de cáncer muy común en hombres, con una importante presencia en España. De …

    Accede a tratamientos innovadores a través de nuestro buscador de ensayos clínicos oncológicos