fbpx
Blog
cuidadores de pacientes con cancer

Consejos para cuidadores de pacientes con cáncer

Compartir

Índice de contenido

En este artículo compartiremos algunos consejos para cuidadores de pacientes con cáncer. Brindar la mejor atención a la persona enferma es importante, pero no hay que olvidarse de que uno mismo también se tiene que cuidar.

El cuidador es aquella persona que se hace cargo del paciente cuando le diagnostican cáncer. Quien comparte con él el impacto emocional que supone la noticia de la enfermedad. Le acompaña a las visitas médicas y le administra la medicación diaria. Le ayuda a decidir si optar por un tratamiento u otro. Quien convive con él en el hospital tras las intervenciones quirúrgicas. Le echa una mano con las tareas del hogar. Quien aguanta sus cambios de humor y quien entiende sus vaivenes emocionales, porque probablemente a él también le estén sucediendo.

¿Cómo ayudar al paciente?

Cuidar de una persona con cáncer no siempre puede ser una tarea liviana y genuina, siendo en ocasiones más bien un problema para el cuidador, ya sea porque no haya una buena relación con el paciente o porque tal dedicación ocupe mucho tiempo de su vida. Sin embargo, parece que lo más común sería la preocupación de no estar haciendo bien el rol de cuidador o de no saber cómo tratar a la persona que padece la enfermedad. Ciertas pautas que nos ayudarían a gestionar la situación serían:

  • Darle autonomía. Permitir que la persona enferma tome decisiones y apoyarle en éstas. Que pueda adoptar el control de su propia vida tanto como pueda y quiera.

  • Ser sinceros. Ocultarle información al paciente por tratar de proteger sus sentimientos podría provocar en él desconfianza y resentimiento, por lo que quizá sea más conveniente encontrar las palabras adecuadas para informarle de lo que pasa desde la realidad que él está dispuesto a conocer.

  • Recordarle nuestro apoyo. Escuchar activamente a nuestro ser querido a veces vale más que mil palabras, puesto que lo que suelen buscar es un hombro sobre el que desahogarse más que una cabeza de la que recibir consejos. Podríamos hacerle ver que nos puede contar lo que siente, que nos puede hablar de su miedo al cáncer sin temor a preocuparnos, mostrándole que para eso estamos. Trataríamos de que la enfermedad no se convierta en un tema tabú sin que pase a ser el único tema de conversación.

Consejos para cuidadores de pacientes con cáncer para ayudarse a sí mismo

Atender a las necesidades de un ser querido puede hacer que dejemos de lado las nuestras, pero ser el cuidador de otro no implicaría que dejemos de cuidarnos a nosotros mismos. De hecho, sería crucial para que podamos mantener la energía que requiere cuidar a los demás. Algunos consejos para cuidadores de pacientes con cáncer podrían ser:

  • Delegar tareas y pedir ayuda. Asumir todas las responsabilidades nos acabaría desbordando y, al igual que el paciente se deja ayudar por nosotros, nosotros nos deberíamos dejar ayudar por terceros en caso de que lo necesitemos. Sobrecargarnos haría que nuestro apoyo pierda eficacia y compartir la carga nos beneficiaría tanto al paciente como a nosotros, en caso de que fuese posible.

  • Actividades que nos satisfacen. Tratar de no dejar de lado aquello que nos gusta hacer por el hecho de tener que cuidar a nuestro ser querido. Darle prioridad a nuestro bienestar personal sin sentirnos culpables ni egoístas.

  • Hacer planes con amigos o familia. Relacionarnos con más personas a parte del paciente y seguir dedicándole tiempo a quienes nos hacen felices.

  • Autocuidarse. Aplicar en nosotros lo que tratamos de conseguir con el paciente. Comer bien, descansar lo necesario, hacer ejercicio, ir al médico no solo de acompañantes, acudir a nuestras propias revisiones clínicas.

  • Poner límites. Ajustar expectativas acerca de lo que se espera de nosotros como cuidadores y de la persona que cuidamos como paciente. De lo contrario, el cuidar o ser cuidado bajo presión podría repercutir negativamente en la relación.

  • Aceptar nuestras emociones. Ejercer el papel de cuidadores no nos exime de sentir en ocasiones lo mismo que el propio paciente. Ser su apoyo no significa que tengamos que estar siempre fuertes. Es más, siendo la persona que vive más de cerca la enfermedad de nuestro ser querido, es normal que por momentos la sintamos nuestra (incluso que desearíamos ser nosotros quien la padece).

  • Informarse sobre el cáncer. Tener más contacto con el oncólogo puede proporcionarnos más control sobre la situación. Conocer mejor cómo se desarrolla la enfermedad y en qué consisten sus tratamientos. Además, familiarizarnos con el proceso psicológico por el que puede estar pasando el paciente desde el diagnóstico podría ayudarnos a entender mejor su estado de ánimo o sus reacciones y también las nuestras.

¿Por qué es tan importante cuidar del paciente como de uno mismo?

Teniendo en cuenta que la autoexigencia puede llevarnos a la sobrecarga y la sobrecarga al agotamiento, cabría priorizar la calidad del cuidado a la cantidad y el estrés. De otro modo, el cuidador no se sentiría capaz de ejercer bien su rol mientras que el paciente no recibiría bien su ayuda, provocando una insatisfacción mutua.

Cuidar de una persona con cáncer puede ser un desafío que requiere de un cuidado propio. Lo que en un principio puede resultarnos estresante y abrumador, con el tiempo podría convertirse en una experiencia enriquecedora. Tal vez nos ayude a poner sobre la mesa los valores y a darnos más cuenta de que lo verdaderamente importante en la vida es la salud. Tanto la de los nuestros como la nuestra.

Psicóloga con máster de Psicología Clínica en Terapia de Conducta y máster de Actualización en Intervención Psicológica y Salud Mental

Compartir

Deja un comentario

2 comentarios

  1. ¡Qué artículo tan enriquecedor para los cuidadores de pacientes con cáncer! Realmente resalta la importancia de un equilibrio entre cuidar al paciente y cuidarse a uno mismo. Me parece muy útil la idea de dar autonomía al paciente y al mismo tiempo, como cuidador, no olvidar nuestras propias necesidades y emociones. Es un recordatorio valioso de que cuidar de alguien no significa descuidar nuestro propio bienestar. ¡Gracias por compartir estos consejos tan prácticos y compasivos!

    1. Muchas gracias, Natalia, por tus palabras. ¡Nos alegra mucho que te sean de utilidad estos consejos! Seguiremos trabajando para traer más consejos en 2024.

      Un abrazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar...

que es la quimioterapia
Tratamiento

¿Qué es la quimioterapia?

La quimioterapia es un tipo de tratamiento para abordar el cáncer que consiste en usar medicamentos especiales, conocidos como fármacos …

como se trata el cancer
Tratamiento

¿Cómo se trata el cáncer?

Cuando se diagnostica la enfermedad, la elección sobre cómo se trata el cáncer depende de diferentes factores como el tipo …

Prevencion cancer
Prevención

La prevención del cáncer. ¿Cómo reducir la incidencia de casos?

En esta entrevista, el Dr. Javier Cortés, oncólogo y líder en la investigación del cáncer de mama, nos explica por …

mieloma multiple
Prevención

El Mieloma Múltiple, una neoplasia aún desconocida

A diferencia de la mayoría de los cánceres, cuando el médico nos comunica que todos nuestros síntomas se deben al …

Accede a tratamientos innovadores a través de nuestro buscador de ensayos clínicos oncológicos