Blog
efectos secundarios de la inmunoterapia

Efectos secundarios de la inmunoterapia, ¿cuáles son los más frecuentes?

Compartir

Índice de contenido

Los efectos secundarios de la inmunoterapia difieren de los asociados a la quimioterapia, ya que están relacionados con alteraciones del sistema inmunológico y pueden manifestarse como reacciones autoinmunes. Es importante tener en consideración las reacciones más frecuentes para detectar y tratar estos efectos en etapas tempranas, así como abordar el momento en que pueden producirse y cómo se clasifican para gestionarlos en función de su gravedad.

¿Qué es la inmunoterapia?

A diferencia de la quimioterapia, cuya función es directamente atacar y debilitar las células tumorales, la inmunoterapia se encarga de reforzar la respuesta normal del sistema inmunitario. Son dos mecanismos de acción con un mismo objetivo: debilitar e incluso destruir células cancerígenas.

Muchos cánceres no llegan a desarrollarse gracias a la vigilancia continua del sistema inmune. Pero el cáncer puede aparecer cuando las células cancerosas son muchas y logran desarrollar mecanismos eficaces con los que “esconderse”, o bien si el sistema inmunitario falla por alguna razón.

¿Por qué ocurren los efectos secundarios de la inmunoterapia?

Los tratamientos de inmunoterapia también pueden causar efectos secundarios, pero estos son muy diferentes y requieren un manejo más específico.

Si con la quimioterapia los efectos secundarios dependen de la destrucción de células (dentro de ese intento por atacar las células tumorales, se afectan también las sanas), con la inmunoterapia van a tener relación con alteraciones del sistema inmune que, en lugar de defenderse y atacar a las células tumorales, ataque células sanas.

Estas reacciones se denominan auto-inmunes, porque el sistema inmune de alguna manera “se vuelve loco”, y pasa a enfrentarse contra algo propio (auto) cuando no era el objetivo.

¿Cuáles son las reacciones más frecuentes?

Los efectos secundarios de la inmunoterapia por lo general son leves y reversibles si se detectan y tratan en una etapa temprana, pero es cierto que pueden llegar a ser graves e incapacitantes en algunas circunstancias. De hecho, para detectarlos a tiempo siempre se recomienda consultar con el equipo de oncología por cualquier síntoma anómalo o nuevo que se presente.

El sistema inmune cuando se altera puede afectar a cualquier órgano o tejido, pero se afectan con mayor frecuencia la piel, el intestino, los pulmones, el hígado y los órganos productores de hormonas (como la glándula tiroides y otra glándula que se encuentra en el cerebro: la hipófisis).

Las afectaciones y síntomas más frecuentes son:

  • De la piel: erupciones cutáneas o cambios de coloración de la piel.

  • Digestivas: náuseas/vómitos, diarrea, dolor abdominal.

  • Hormonales: fatiga, pérdida de peso, exceso de sed, mala tolerancia al frío/calor.

  • Respiratorias: dificultad respiratoria, tos.

  • Articulares: dolor o inflamación en las articulaciones, molestias musculares.

Y muchas veces, la alteración se detecta por las analíticas de control sin necesidad de tener síntomas, como ocurre en algunos casos en los que aparecer problemas con la glándula tiroides, el hígado o el riñón.

¿Cuándo aparecen estos problemas?

Normalmente los efectos secundarios aparecen días, semanas o pocos meses después de haber iniciado el tratamiento, pero a veces tratamos las que se denominan toxicidades tardías, porque se desarrollan inclusodespués de que el tratamiento haya terminado.

¿Cómo se tratan los efectos secundarios de la inmunoterapia?

Los médicos clasificamos los efectos secundarios en una escala que va del 1 al 4. Esos son los “grados” de gravedad.

Los efectos de grado 1 se consideran leves, los de grado 2 moderados, los de grado 3 graves y los de grado 4 muy graves.

El objetivo es identificar y tratar cualquier efecto secundario en los grados más leves, para evitar complicaciones más serias.

En general, la estrategia de manejo tiene varias opciones:

LEVESMODERADOSGRAVESMUY GRAVES
Retrasar el tratamientoRetrasar el tratamientoRetrasar el tratamientoSuspender
No corticoidesCorticoides via oralCorticoides intravenososCorticoides y otros fármacos inmunosupresores
Manejo en domicilioManejo en domicilioIngreso hospitalarioIngreso hospitalario
Se reanuda el tratamiento si se observa mejoríaSe reanuda el tratamiento si se observa mejoríaSe reanuda o se suspende el tratamiento según evoluciónSe suspende el tratamiento definitivamente

Los corticoides son fármacos que ayudan a aliviar la descarga de actividad del sistema inmunitario frente a órganos y tejidos propios. La vía oral o intravenosa depende de la gravedad. Y como la vía intravenosa requiere de un manejo hospitalario (además de la vigilancia necesaria, analíticas de control, etc.), se suele indicar el ingreso.

Los inmunosupresores son fármacos mucho más potentes, que se usan cuando fallan los corticoides o en casos muy graves.

Reanudar o no el tratamiento va a depender del grado de toxicidad y de la buena o mala evolución.

Sobre la Dra. Cristina Sánchez

A lo largo de toda mi trayectoria como especialista en el manejo del cáncer, me he ido dando cuenta de que existen varios problemas que quiero resolver:

  • Los pacientes no entienden su enfermedad, y quieren formar parte más activamente del proceso

  • La atención médica es superficial y recortada en el tiempo

  • El manejo no es integral, sino puramente farmacológico

Por ello, a través de la divulgación y la creación de proyectos propios, intento traducir el lenguaje científico para todos aquellos que quieran entender mejor los procesos oncológicos.

Además, sin la incorporación de otras especialidades (nutrición, ejercicio, psicología, estética, etc.) el tratamiento del cáncer no se realiza de manera íntegra. Mi trabajo se fundamenta en la Oncología Integrativa, para poder ofrecer una atención más completa y efectiva.

Oncóloga médica. Divulga sobre medicina de manera cercana y sencilla. Su trabajo se fundamenta en la Oncología Integrativa, incorporando otras especialidades para poder ofrecer una atención más completa.

Compartir

Deja un comentario

4 comentarios

  1. Hola Doctora, Necesito ayuda para una paciente de 55 años con carcinoma seroso de bajo grado de ovarios, utero y zona peritoneal y que ha recibido tres sesiones con el tratamiento con quimio de platinos-taxol no esta funcionando y el tumor ha seguido creciendo.
    Necesitaria entrar en algun estudio clinico que tengais en marcha para que se ajuste a este paciente con un tumor resistente a la quimio con platinos y taxol.
    Mi nombre es Antonio y mi numero de movil 655180829 y La de la paciente 616210532
    Muchas Gracias por su inestimable ayuda.

    1. Buenos días Antonio,

      En primer lugar, os mandamos muchos ánimos con esta situación. En breve nuestro equipo de enfermería se pondrá en contacto con vosotros.

      Para poder encontrar un ensayo, es necesario que os descarguéis la app e introduzcáis el diagnóstico de la paciente. Os recordamos de que también nos podéis escribir a través de la app y hablaréis directamente con una de nuestras enfermeras.

      Un abrazo.

  2. Aber mi marido tiene cáncer de pulmon y le an puesto quimio y inmunoterapia, pero como le tuvieron que poner sangre, lo dejaron con la inmunoterapia, le icieron un tac y según el oncologo se avia reducido, no nos dijo cuanto, pero ahora con la inmunoterapia tiene dolores con los parches y los rescates unas veces más fuertes que otras.Es eso normal o tendrían que ver otra cosa?

    1. Buenos días Mari,

      Lamentamos mucho los efectos secundarios que sufre tu marido con la inmunoterapia. Os aconsejamos apuntar todos los dolores, cambios y en qué momento ocurren para comentarlo con el oncólogo, quien es la persona que mejor conoce vuestro caso. Es muy importante compartir las dudas con el equipo médico.

      Esperamos que el médico pueda abordar dichos efectos adversos y mejore pronto la calidad de vida de tu marido.

      Un abrazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar...

participar en un ensayo clinico
Ensayos clínicos

5 razones por las que considerar participar en un ensayo clínico

La decisión de participar en un ensayo clínico es un paso crucial en el proceso oncológico. Existe un proceso de …

linfoma de hodgkin
Prevención

Linfoma de Hodgkin: una guía para comprender la enfermedad

El linfoma de Hodgkin es un tipo de cáncer que afecta al sistema linfático, el cual forma parte del sistema …

fases ensayo clinico
Ensayos clínicos

¿Cuántas fases tiene un ensayo clínico?

Para poder entender la investigación es necesario verla como un esquema que empieza desde la investigación básica o fase de …

mieloma multiple
Prevención

Mieloma múltiple: conociendo más de cerca la enfermedad

El mieloma múltiple es una enfermedad hematológica maligna que, a diferencia de las enfermedades oncológicas originadas en células de órganos …

Accede a tratamientos innovadores a través de nuestro buscador de ensayos clínicos