La alimentación, gran aliada para la prevención del cáncer

La alimentación, gran aliada para la prevención del cáncer

La alimentación, gran aliada para la prevención del cáncer

Se estima que el 30-40% de los tumores en hombres y hasta el 60% en mujeres, están relacionados directamente con la alimentación. Concretamente, y según el Código Europeo Contra el Cáncer, el riesgo de cáncer se puede reducir hasta en un 18% mediante el cuidado de nuestra alimentación y el mantenimiento de un peso corporal adecuado.

Por ello, además de la importancia de seguir un estilo de vida activo, realizando deporte de forma frecuente y evitando el consumo de tabaco o alcohol entre otros, la alimentación juega un papel esencial en la prevención y reducción del riesgo de padecer cáncer. Y es que consumir alimentos de calidad, no solo es una aliada para prevenirlo, sino que también, ayudará a los pacientes oncológicos a tener una mejor calidad de vida y sentirse mejor durante el proceso del cáncer.

 

Algunas pautas para comer sano

Llevar una alimentación sana puede mejorar el pronóstico y la calidad de vida del paciente. Por eso, existen diferentes recomendaciones en cuanto a la alimentación, que todos deberíamos seguir:

  • Prioriza el consumo de aceite de oliva virgen extra (AOVE) tanto para cocinar, como para comer crudo.
  • Evita alimentos ultra procesados como los embutidos, snacks, salsas y platos precocinados, que normalmente contienen mucha sal y conservantes artificiales.
  • Potencia el sabor de los alimentos utilizando especies como el ajo, la cebolla, perejil, laurel o tomillo, entre otras.
  • Incluye entre 1 y 3 raciones de lácteos al día. Un ejemplo podría ser, bebe un vaso de leche, que es una ración de lácteo, un yogur, que es media ración y un triángulo de queso, que sería la tercera ración del día.
  • Limita el consumo de carnes rojas y evita carnes procesadas, como las salchichas o el beicon.
  • Organiza tus platos de la siguiente forma: la mitad del plato debe estar compuesto de verduras y frutas, una cuarta parte de granos integrales o legumbres, y la otra cuarta parte debe ser proteína saludable (pescado, carne de ave, huevos).
  • Tiene especial importancia para la prevención del cáncer, no tomar alcohol, ni tabaco y evitar la bollería industrial o los alimentos con gran cantidad de azúcar.

 

Dieta Mediterránea

En este sentido, la dieta mediterránea es una de las mejores para prevenir enfermedades ya que está basada principalmente en el consumo abundante de frutas, verduras, legumbres y cereales (pan, pasta y arroz, deben ser preferentemente integrales). Por eso, seguir una dieta mediterránea a largo plazo se asocia con la prevención de enfermedades crónicas, como el cáncer. De hecho, varios estudios han demostrado que la dieta mediterránea podría reducir hasta un 30% el riesgo de padecer cáncer de mama, y hasta un 50% el caso del cáncer colorrectal.

Es importante que consultes con tu médico antes de realizar cualquier cambio drástico en tu dieta, es un factor clave para tener una buena salud.

Fuente: AECC
MatchTrial
info@matchtrial.health

Unimos personas y ciencia porque compartir es avanzar.

Sin comentarios

Deja un comentario

¿Quieres acceder a los ensayos clínicos oncológicos?

Descarga ya la App disponible en iOS y Android