Consejos para no perderte buscando información fiable en internet sobre el cáncer

Consejos para no perderte buscando información fiable en internet sobre el cáncer

Consejos para no perderte buscando información fiable en internet sobre el cáncer

Vivimos en la sociedad del conocimiento y de la conectividad, donde a golpe de un solo clic, podemos acceder a todo tipo de información. Nos pasamos gran parte del día pegados a nuestros teléfonos móviles y ordenadores portátiles, que nos permiten acceder a esta información desde todas partes del mundo y casi de forma inmediata. Esto, supuso un gran avance de la sociedad, facilitando la vida de muchas personas y ofreciéndonos un nueva necesidad de estar más informados. Este fácil acceso, conlleva algunos riesgos como que la información que estemos consultando sea falsa o errónea, debido a que cualquier persona puede publicar sin necesidad de ser la fuente oficial.

La libertad que nos ofrece internet de publicar y afirmar información sin necesidad de ser verificada puede resultar peligroso, especialmente en temas relacionados con la salud. En estos casos, para evitar desinformación, es necesario conocer cuáles son las fuentes fiables de información sobre el cáncer y cómo podemos contrastar bulos.

 

El profesional médico, nuestra fuente fiable de información

En temas relacionados con la salud, la forma más efectiva de conseguir información de calidad es preguntar siempre al profesional sanitario. Nuestro médico tiene toda la información relacionada con la enfermedad, síntomas, patologías derivadas y la experiencia con distintos pacientes, que han podido tener las mismas dudas que nosotros tenemos ahora. Además de todos los estudios, por su profesión, tienen la responsabilidad de actualizar su conocimiento de forma recurrente mediante cursos de actualización sobre el manejo de la patología, nuevos tratamientos, conocer los resultados de las investigaciones científicas en su campo y estar al día de la actualidad publicada a diario, tanto en los medios dirigidos al profesional médico como en fuentes no especializadas.

 

¿Dónde podemos consultar información verificada sobre el cáncer?

Existen algunas páginas web oficiales donde el profesional médico consulta la información sobre la patología y tienen acceso abierto, lo que significa que también pueden ser fuentes oficiales para pacientes y sus familiares. Algunos ejemplo son:

  • Agencia Internacional de Investigación del Cáncer (IARC, en inglés)
  • Fondo Mundial para la Investigación del Cáncer (WCRF, en inglés)
  • Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM)

Por otro lado, existen otras páginas web de referencia donde explican la información con un lenguaje adaptado a personas que no son profesionales médicos. En el caso del cáncer, las páginas oficiales que podemos consultar son las siguientes:

  • Asociación Española Contra el Cáncer (AECC)
  • Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos (NIH)
  • Sociedad Americana del Cáncer (ACS)

Además, las páginas web de la SEOM o el CDC tiene secciones de información sobre el cáncer para el público general.

 

Aprende a detectar bulos en redes sociales

Cuando navegamos por internet o encontramos información en redes sociales, tanto de salud como de otra temática, debemos pensar siempre si puede ser falsa o no. Es bastante común que por estos medios circule información sin evidencia científica y que, en cuestión de segundos, pueda ser compartida y difundida entre todos los contactos de esa persona, pudiendo llegar en menos de 24h a un gran número de personas.

Para comprobar la veracidad de la información sobre salud de una forma rápida, debemos tener en cuenta algunos detalles como:

  1. Quién firma la información y si es una fuente oficial.
  2. Comprobar si los profesionales sanitarios y especializados han hecho declaraciones al respecto.
  3. Mirar en otras páginas web si se ha publicado sobre ello o consultar páginas web de instituciones oficiales.
  4. Asegurarnos si se trata de una opinión o de una información veraz, extraída de un consenso científico.

Además, es importante pensar y valorar si la temática de la página web o el perfil del portavoz pueden ser conocedores de la información que se está publicado. Es necesario ver el cargo que tienen y la experiencia que han desarrollado a lo largo de su trayectoria tanto personal como profesional.

La mayoría de los desarrolladores web, conocen técnicas de SEO (Search Engine Optimization) para aparecer posicionados en las primeras posiciones de Google y que el usuario acceda a su contenido. Esto no significa que sea la información veraz o la fuente principal. No te quedes con la primera opción que veas e investiga en otras páginas web.  

Si recibes información y no estás seguro de que tenga evidencia científica, lo mejor es realizar una búsqueda en Google sobre el tema y ver que otras páginas web han publicado sobre ello. Junto con la información que desees buscar, puedes poner las palabras ‘bulo’, ‘fake’ o ‘hoax’ y ver si alguna de las plataformas que existen para desenmascarar este tipo de contenido, han publicado algo al respecto. Algunas de estas plataformas son, LaBuloteca, MalditoBulo, MalditaCiencia, la web de la OSI (Oficina de Seguridad del Internauta) o las cuentas de redes sociales de diferentes cuerpos policiales, que cuentan con personal especialista para ello.

 

Fuente: Mejor sin Cáncer
MatchTrial
info@matchtrial.health

Unimos personas y ciencia porque compartir es avanzar.

2 Comentarios
  • Juan Feleson
    Publicado 12:07h, 01 junio Responder

    Hola, esto es contenido original de MatchTrial? Muchas gracias!

    • MatchTrial
      Publicado 13:15h, 03 junio Responder

      Hola Juan,

      Sí, es contenido confeccionado por nuestro equipo a partir de las fuentes indicadas.

      Un saludo,

      Equipo MatchTrial

Deja un comentario

¿Quieres acceder a los ensayos clínicos oncológicos?

Descarga ya la App disponible en iOS y Android