¿Cómo aliviar los efectos secundarios del tratamiento del cáncer a través de la alimentación?

Como aliviar los efectos secundarios del tratamiento del cáncer

¿Cómo aliviar los efectos secundarios del tratamiento del cáncer a través de la alimentación?

Los tratamientos de cáncer son largos y, en muchas ocasiones, combinan varias terapias que pueden provocar varios efectos secundarios en el paciente. Sin embargo, las principales recomendaciones alimentarias para evitarlos son comunes para todos los procesos oncológicos y sus distintas fases. Aunque sean comunes, es necesario que estas pautas o recomendaciones se vayan adaptando conforme se manifiesten nuevos síntomas o efectos del tratamiento.

Los síntomas más comunes durante estos tratamientos son la pérdida de apetito, náuseas, vómitos o diarrea. Existen algunos medicamentos que nos pueden ayudar a prevenirlos o tratarlos, pero también desde la alimentación se puede contribuir a paliar estos efectos secundarios.

 

Pérdida del apetito

  • Para estimular el apetito, es bueno moverse antes de las horas de la comida, como andar o realizar tareas sencillas.
  • Aprovecha el momento del día con más apetito para ingerir los alimentos con mayor energía y cantidad de proteínas.
  • Compón los platos haciendo uso de alimentos con diferentes texturas y colores, para hacerlo más atractivo y apetitoso.
  • En caso de despertarse por la noche, aprovechar para tomar líquidos con nutrientes, como leche, zumos batidos o yogur líquido.
  • Enriquece los platos con la finalidad de aportar el máximo de nutrientes. Por ejemplo, a las sopas y purés se les puede añadir queso rallado, leche en polvo o huevo duro.

 

Náuseas y vómitos

  • Conserva las estancias frescas, ventiladas y libre de olores.
  • En caso de sentir náuseas, es aconsejable comer alimentos poco aromáticos y servir la comida a temperatura ambiente para evitar los olores intensos.
  • Las comidas deben ser frecuentes, de poca cantidad, masticando muy bien e ingiriendo despacio.
  • Después de las comidas, es bueno reposar un poco en posición incorporada, no acostarse inmediatamente.
  • Es recomendable tomar líquidos y bebidas entre las comidas.
  • En caso de nauseas, tomar bebidas carbonatadas, como la Coca-Cola, gaseosa o agua con gas a pequeños sorbos.

 

Diarrea

  • Beber líquidos abundantemente (1,5 – 2 litros diarios al día) como agua con zumo de limón, infusiones, caldos o bebidas isotónicas.
  • Los alimentos muy calientes o fríos pueden agravar la diarrea, es mejor comer a temperatura ambiente.
  • Limitar las fuentes de grasa de la dieta: mantequilla, margarina, manteca de cerdo, mayonesa, nata, crema de leche y productos de pastelería, entre otros. Priorizar los alimentos hervidos, al vapor, a la plancha y al papillote.
  • Evitar la leche o los productos derivados, como flanes, natillas, helados…. Así como el café, el chocolate o el alcohol y los alimentos ricos en fibra como los cereales y derivados integrales.
  • Tomar la fruta sin piel, cocida, en compota, en almíbar o en zumos colados.

 

Si tienes cualquier duda, recuerda que tu médico te ayudará a aliviar todos los síntomas y a llevar mejor el día a día de tu enfermedad.

 

Fuente: Institut Catalá d’Oncologia
MatchTrial
info@matchtrial.health

Unimos personas y ciencia porque compartir es avanzar.

Sin comentarios

Deja un comentario

¿Quieres acceder a los ensayos clínicos oncológicos?

Descarga ya la App disponible en iOS y Android